¡ENDULZA TU VIDA DE MANERA SALUDABLE!

Stevia-receta
Como a casi todos los niños, a Lúa y a Marcos les pirra el dulce, si por ellos fuera, podrían vivir a base de azúcar. Pero claro, con el dulce hay que tener muchísimo cuidado, pues genera múltiples efectos adversos al quien lo consume.

¡Peligro para el organismo! Tanto el azúcar blanco como el moreno, afectan de forma negativa a nuestro organismo, así como edulcorantes artificiales del tipo fructosa, sacarina, sorbitol o el aspartamo. Todos, sin excepción, tienen un impacto desmineralizante y acidificante que puede originar diversas complicaciones, tales como deficiencias cálcicas o la temida caries. Asimismo, el consumo de estos dulces suprime la vitamina B, modifica la flora intestinal y dispara los niveles de glucosa en sangre.

Solo miel natural. La tan mitificada miel, la pura y sólida, que procede de panales silvestres, puede ser una buena medicina natural para afrontar determinados males, y siempre que no se exceda la cantidad ingerida. ¡Pero ojo! Si la miel se calienta con el fin de licuarla, sus propiedades se desvanecen. Y por supuesto, no hay que comprar jamás mieles de supermercados, pues éstas no son mieles procedentes de las flores, sino que contienen una elevadísima proporción de azúcar en su composición.

miel-lua-marcos

Evitar a toda costa. La fructosa comercial, lejos de lo que muchos creen, no incrementa los niveles de glucosa en sangre, sin embargo, se trata de un producto extremadamente refinado, que sí aumenta los triglicéridos, pudiendo llegar a provocar arterioesclerosis (daños graves en nuestras arterias).

La sacarina, aunque no esté demostrado científicamente, se cree que puede estar relacionada con la aparición de determinadas lesiones de tipo canceroso. El sorbitol favorece el desarrollo de cataratas, mientras que el aspartamo es neurotóxico (y cuidadín, que está presente en los chicles sin azúcar y las bebidas light).

¿Eliminamos el dulce de la dieta de nuestros hijos? Claro que no. A pesar de todo, el dulce es un sabor tónico y nutritivo, por lo que es evidente que debemos incluirlo en nuestra dieta. Eso sí, es importante eliminar los azúcares simples en pos de los complejos (polisacáridos). Mientras los primeros, presentes en la leche, el azúcar, la miel o la fruta son nocivos, puesto que suprimen de nuestro organismo vitaminas de tipo B y minerales, los segundos, presentes en legumbres, cereales y hortalizas, no provocan variaciones severas de glucosa en sangre y presentan los minerales indispensables para su combustión.

fruta

¿Qué dulces conviene consumir? Ciruelas pasas, orejones, uvas, arroz, maíz o cebada son magníficos endulzantes, pero uno de los favoritos de Lúa y Marcos es la raíz de stevia, un edulcorante totalmente natural que además aporta multitud de beneficios para nuestra salud. La stevia es un arbusto herbáceo cuyo extracto es hasta 200 veces más dulce que el azúcar. La stevia ayuda a reducir la presión arterial, regula los niveles de glucosa en la sangre, equilibra el aparato digestivo en general, reduce la grasa en personas obesas, combate la ansiedad y, además, es diurética.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *