HOUSTON… ¡AQUÍ NO HAY NINGÚN PROBLEMA!

hospital-sant-joan-deu
Acudir al hospital nunca ha sido plato de buen gusto ni para adultos ni para niños. Sin embargo, el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona ha llevado a cabo una curiosa iniciativa que pretende dar un vuelco a esta situación.

Probablemente, una de las principales áreas de un hospital que más agobio puede generar en un niño sea la de diagnósticos. Allí se encuentra la popular máquina encargada de realizar resonancias magnéticas, un angosto tubo en el que se introduce al paciente para llevar a cabo la prueba pertinente.

¿Quién dijo miedo? La estrechez del conducto que conforma el aparato de resonancias magnéticas puede llegar a generar al paciente situaciones de pánico transitorio que, en muchos casos, obliga a los profesionales sanitarios a detener y repetir la prueba. En lo que a los niños se refiere se les suele administrar sedación antes de proceder al examen.

Pues bien, parece que el temor de los más pequeños de casa a la resonancia magnética ha tocado a su fin. El Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona ha encontrado una fórmula fantástica para que nuestros niños conviertan su paso por la en una auténtica aventura espacial.

Éxito rotundo. ¿Y cómo lo han logrado? Pues muy sencillo. Han convertido los techos y paredes de la estéril sala de diagnósticos en un cielo estrellado adornado con planetas. Asimismo, el interior de la máquina de resonancias se ha decorado para emular a una astronave.

Los resultados favorables no se han hecho esperar, los chiquillos quedan tan asombrados con el entorno, que ponen todo de su parte para que las cosas salgan a pedir de boca. Tal ha sido el éxito de la medida llevada a cabo por el hospital Sant Joan de Déu, que la tasa de pruebas por repetición ha caído estrepitosamente, y el uso de la anestesia se ha reducido en un 18%.

Con un poco de pintura y algo de imaginación ¡qué fácil es hacer sonreír a un niño! Nuestro aplauso al hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *