¡MENUDOS PIEDRACACTUS GÜEY!

lua-marcos-cactus
Hola mamás y papás, como sabéis, Lúa y Marcos son unos amantes incondicionales de la naturaleza. Ambos coleccionan plantas y flores de todo tipo, que cuidan con mimo, entusiasmo y esmero constantes.

La gran afición que Lúa y Marcos profieren por la flaura y la fauna de nuestro mundo les ha llevado a pensar en el modo en que cualquier persona pueda disfrutar de la compañía que puede brindar una planta, aún careciendo del tiempo necesario para su cuidado. Pero… ¿Cómo es esto posible? Pues muy sencillo, gracias a las posibilidades que les brinda otro de sus mayores hobbies: las manualidades.

De entre todas las plantas que adornan y dan vida a nuestro hermoso planeta, Lúa y Marcos sienten especial predilección por los Cactus, esas plantas suculentas que, a menudo, presentan espinas en su superficie. Además de su aspecto, ambos amigos sienten admiración por los cactus debido a su contrastada fortaleza. Éstos son capaces de sobrevivir casi en cualquier lugar, ni siquiera los climas más adversos ni la tierra menos rica suponen adversarios significativos para el cactus. ¡Quién fuera nopal!

cactus-1

Así que, para el post de manualidades de hoy, Lúa y Marcos se han inspirado en algunas de las especies de cactus más populares que existen a día de hoy en el mundo. Un trabajo relativamente sencillo de realizar y cuyo resultado es sumamente satisfactorio… Además de disfrutar con las manualidades, ¡Vuestros pequeños creerán que tienen un cactus de verdad en su habitación!

HERRAMIENTAS DE LÚA Y MARCOS

Piedras o cantos de río
Pintura acrílica verde
Rotuladores permanentes blancos
Una maceta con tierra
Piedras pequeñas de color blanquecino para adornar

cactus-2

LOS PIEDRACACTUS, EL ADORNO IDEAL

Aquí os dejamos unos sencillos pasos a seguir para que los piedracactus luzcan como esperas:

1- Pintar las piedras de distintos tonos de verde.
2- Esperar a que la pintura se seque por completo.
3- Utilizar los rotuladores de color blanco para diseñar y pintar las púas de los cactus sobre la superficie de las piedras.
4- “Plantar” las piedras de río ya decoradas en la tierra de la maceta.
5- Colocar la piedras blanquecinas de adorno sobre la tierra de la maceta, a los pies de los cantos de río que simulan los cactus.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *